Te damos la bienvenida al sitio, Inclusivo punto com, punto ar - Selecciona el texto que deseas escuchar,
TE damos la bienvenida a nuestro sitio, inclusivo punto com punto ar, Selecciona el texto que deseas escuchar   Click to listen highlighted text! TE damos la bienvenida a nuestro sitio, inclusivo punto com punto ar, Selecciona el texto que deseas escuchar Powered By GSpeech
es ES af AF ar AR be BE ca CA zh-CN ZH-CN hr HR nl NL en EN fr FR gl GL de DE el EL iw IW it IT ja JA ko KO no NO pl PL pt PT ru RU tr TR
#BuenosAires - #RepúblicaArgentina - oficina redacción Inclusivo +549876543210 contenidoinclusivo@gmail.com lun-vie- 9.00 am - 06.00 pm

Salud al Día

Creatividad y Neuroplastica

¿Qué trabajo logran conseguir los mayores de 50 años, cuando les llega el desempleo ?. La formación ayuda a generar esa perspectiva, porque nos recuerda que lo único permanente es el cambio.

La neuroplasticidad y la creatividad tienen que ver con cómo se adapta el cerebro al ambiente y los nuevos conocimientos. La memoria cristalizada habla de hacer jugar la experiencia además de los conocimientos. En un proceso de reinvención, se debe ir con equipaje liviano porque ya no juega lo acumulativo. Es una valija en la que continuamente se le pone y saca equipaje, en un proceso continuo de aprender y desaprender.

En Argentina, hay más de 800.000 personas mayores de 50 años que buscan, sin éxito, reinsertarse en el mundo del trabajo.

La falta de políticas activas, tanto de empresas como del Estado, disminuye la posibilidad para que este segmento poblacional vuelva a incorporarse en el sistema. Ello se da en un contexto en donde se estima que el 80% de las ofertas de empleo son para menores de 50. Y además del problema estructural, hay un desafío propio, emocional. Entre los 35 y los 50 años, se habla de crisis de carrera, que es una falta de motivación para hacer algo diferente, pero dentro del curso de la carrera que uno ya eligió. A partir de los 50, nosotros hablamos de reinvención. No significa nacer de nuevo, sino que reinventarse es atravesar fronteras, incorporando nueva información de otras áreas. El problema es que el adulto de esta edad, a veces, sufre de una parálisis emocional.

Según un estudio realizado por Adecco Argentina en el marco de su campaña #TalentoSinEtiquetas, en Argentina hay más de 800.000 personas mayores de 50 años que buscan, sin éxito, reinsertarse en el mundo del trabajo. Se trata de personas que quedarán al margen del circuito de empleo, despedidos de los lugares donde trabajaban, personas que buscarán nuevos desafíos, o personas que dejarán de trabajar por algún motivo y que requieran volver al mercado laboral.

Reinventarse es educar nuevamente la mirada. La reinvención lleva a pensar que lo que se viene por delante son periodos de corto plazo, ya no hay empleo para toda la vida. Entonces hay que tener tres cosas muy bien aceitadas: en primer lugar, muy bien desarrollado los contactos; segundo, una actualización constante; y tercero, una conciencia de que la trayectoria laboral posee itinerarios de carrera y que hay que prepararse para cada uno de esos cortes.

Hasta hace una década, un profesional entraba en una organización para que ella lo llevara de la mano, armando un plan de carrera desde el cual, casi como un menú con diferentes opciones, él pudiera elegir. Pero ese mercado no existe más. Hoy, la carrera debe ser autogestionada y la experiencia acumulada no necesariamente es válida. Continuamente, hay que revalidarla a partir de un registro claro de las tendencias del mundo del trabajo, más allá de la profesión que se eligió en su momento.

Hoy se habla de una carrera proteica, que va tomando formatos distintos, porque la carrera profesional mató a la carrera de grado. No necesariamente el administrador y el abogado terminan trabajando de eso. Alguien que perdió su trabajo se ve afectado en su identidad profesional. La reinversión es sumar una identidad profesional insertada en un mercado multidisciplinario.

Primero, se trata de poner pasión. Descubrir el propio deseo y el rumbo a tomar. Después,  un nivel de actualización extremo: hay que ser hábil, ágil para la adaptabilidad. Tener registro de para donde va el mercado y entender sus reglas de juego, para saber qué aportar. En ese sentido, se necesita recurrir a la creatividad y la innovación para buscar la diferenciación, cúal es propio valor agregado, siempre mirando hacia adelante.  

En el proceso de reinvención, el profesional debe hacerse visible y transmitir empleabilidad al mercado, adaptando sus capacidades a las necesidades externas y demostrando que tiene potencial de aprendizaje y adaptación. Se trata, en definitiva, de alimentar la empleabilidad. Somos animales de costumbres, vamos siempre a lugares conocidos y nos relacionamos con la misma gente, y eso va en contra de la reinvención. La red de contactos que vale hoy es la que nos da información nueva pero no necesariamente oportunidades laborales. Es esencial formar grupos y contactos de diferentes disciplinas.

Parece entonces que, reinventarse no será cuestión de actualizar los conocimientos solamente. Esta nueva etapa se encontrará estrechamente ligada a la exploración y la indagación de nuevas fronteras personales y laborales. Con la mirada puesta en el futuro, habrá que analizar si las experiencias con las que uno viaja podrá o no conectar a las nuevas demandas del mercado. Y, si no es así, habrá que saber desprenderse de estas como quien renueva su vestuario y sale a buscar nuevas. La crisis, en definitiva solo podrá ser transitada en la incomodidad del cambio.  

Pin It

Papa Francisco

Para ver agenda del Papa Francisco -haga click en su image-
Papa Francisco

Logra hoy tu CUD !

Escucha #RadioInclusivo

radio inclusivo

Sumate cada día a nuestro viaje inclusivo !

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech